sábado, 1 de octubre de 2016

Tuiteo de actualidad


PSOE. Golpe de estado. Asediado Pedro Sánchez lo tildan de destruir el partido mientras le sacuden la silla. Golpe de estado en toda regla.

PSOE. Es la democracia, las mayorías y las minorías. Y el juego de tronos: ganar o morir. El ostracismo del dimitido, Sánchez lo sabe.

PSOE. Dicen los sondeos que sin Pedro Sánchez el PSOE sube ocho puntos en intención de voto... Mentira, me lo acabo de inventar, ¿entonces?

PSOE. Algo se mueve; al fin. Tendremos nuevos actores en las elecciones de diciembre. Curiosa pelea por liderar la oposición.

Elecciones. Ya nadie lo duda. Legislatura perdida, en la próxima importa más quién lidere la oposición y quién represente a la izquierda.

Elecciones. Vuelta al origen. La nueva política es un espejismo. La política estaba inventada y es como es. Faltaba perspectiva y ya está.

Elecciones. Ciudadanos en franco declive, Podemos con pies de barro y el PSOE con su propia guerra civil. Mariano eres un crack nato.

Granadilla. Si Clavijo hubiera podido. En los partidos no funciona el ordeno y mando, salvo en el PP y a costa de lo que ya sabemos. Ajo y.

Pacto. Está roto. Una pena. Esclavos de la palabra y dueños de los silencios. Lo de Granadilla estaba cantando y la amenaza, para qué.

Pacto. Toca renegociar las condiciones. La teoría del pacto en cascada es impecable, la práctica impredecible. A los hechos. No repitan.

Pacto. En negociación gana el que dice que no, haga la prueba. La alternativa que no suma no es tal. La afrenta se la comerán con papas.

Tarjetas black. Sinécdoque judicial: la parte por el todo, juzgados por el chocolate del loro y el rescate millonario a la barra de hielo.

Caja Canarias. Si lo que cuentan los testigos del juicio de Las Teresitas es verdad, tela marinera. Si es mentira, delito de perjurio.

Caja Canarias. Lo de Las Teresitas, ¿un ejemplo o la excepción? Amnesia colectiva mientras el dinero del FROB paga las prejubilaciones.

La paga. Prefieren cobrar que trabajar. Y no hablo de oídas. Un trabajo puede fallar pero la paga está garantizada. Incentivo para qué.

La paga. El diferencial que es capaz de ofrecer el empresario no convence: paga y ñapas con total flexibilidad exenta de impuestos. Olé.

La paga. A qué partido hay que votar para que acabe con el incentivo a no trabajar. Sin demagogia. No me haga caso, pregunta retórica.

Dependencia. No sé cuántos miles que se incorporan al sistema, bravo, pero no son todos. Nos hacemos mayores ¿y quién se hace cargo?

Dependencia. Se financia la economía sumergida. A qué partido hay que votar para que acabe con la economía sumergida... Perdón, me repito.

Dependencia. Conectar necesitados. El dinero público bien gastado para un fin elevado, como es el caso. Pero dentro del sistema, qué menos.

Política. Qué arregla quien no sabe del efecto perverso de las buenas intenciones y no domina las reglas del juego. Difícil, digo, imposible.

Política. Cada vez me gusta más.

Erasmo. Fui incondicional. La precisión de lo breve que requiere enfoque, siempre infravalorado. Anticipar el futuro también lo está. Y.

Futuro. Que es ya mismo. Lo difícil es vivir el presente.

Amor. Las cosas importantes las hacemos por amor. Tiene truco: el amor regresa multiplicado; ni lo exija ni lo espere, ahí está.

Por amor. Viejito tecnológico adaptado al formato de los 140 caracteres. Muy recomendable para enfocar y separar el grano de la paja.

(Publicado en el periódico El Día el 1 de octubre de 2016)

En twitter: @pablozuritaes

No hay comentarios: