sábado, 19 de septiembre de 2015

Buen rollito

(Publicado en el periódico El Día el 19 de septiembre de 2015)

Clavijo. Pues claro. No queda otra. No sé cómo proponen que se gobierne quienes objetan de la conducta del presidente, ¿al taponazo? Para guerrita ya tuvimos la de Rivero con el ministro Soria que no sirvió para nada. Una cortina de humo para que los problemas quedaran sin resolver. Pues sí, el "buen rollito" debe estar presente en todas las facetas de la vida: en la política, en el mundo de la empresa y en las relaciones personales. Quien lo practica se obliga a estar de buen humor, a escuchar, a respetar, a no dar nada por supuesto, a obviar prejuicios, denota confianza en uno mismo para entender qué pasa, ayuda a preguntar e impide las falsas expectativas. Muy de Fernando que siempre ejerció aquello del "be water my friend" que promulgaba el maestro Bruce Lee. Ahora incluso va más allá porque el "buen rollito" requiere proactividad y además se contagia a la otra parte, una excelente técnica para negociar.

Montoro. El regalo de los 160 millones del ITE es tan así que parece mentira. No se había visto al PP de Rajoy tan generoso desde que prometió bajar los impuestos. Descubrimos de rebote que una tasa que había desaparecido en el resto de España se sigue recaudando en Canarias, como reliquia fósil, como nuestros bosques de laurisilva, como parte de un REF cuya finalidad última era aligerar la presión fiscal. Pues no entiendo nada. Si esos millones los pagan los empresarios canarios, ¿dónde está la gracia? "Sabléalos y quédatelo tú, y ponte la medalla, total, ya me apañaré yo para quitártelo de cualquier transferencia corriente", le habrá dicho ufano Montoro a Rosa Dávila. Y es que el dinero de los impuestos no viene de París, los niños tampoco y el que parte y reparte, ya se sabe. Montoro intenta el "buen rollito", pone la sonrisilla pero se delata impostada.

Alpidio. A saco. Lo dijo claro: si el PSOE expulsa a los concejales amotinados de La Frontera, él y el resto de afiliados salen detrás. Le faltó decir a dónde iría y si son todos, todos, o solo una parte. "Queremos entrar en las instituciones", afirmó, es decir, que AHI haga hueco. Reacciona AHI e invoca el pacto autonómico, lógico, aunque no sé quién lleva razón. Si era un acuerdo en cascada, ¿qué pasó en El Hierro? En cualquier caso, no creo que estas vicisitudes locales afecten a la estabilidad del Gobierno de Canarias aunque haya tantísimo interés.

Román. Este sí. Que dice que al Congreso se presentaría con el PSOE, al menos por Las Palmas, con "buen rollito". Se especula porqué y yo me atrevo a descifrarlo, "porque en Nueva Canarias somos de izquierdas no como los de Coalición Canaria que son como los del PP", proclama. Y se viene arriba "porque somos tan de izquierdas como el PSOE, pero somos de aquí y Pedro Sánchez no nos manda", sentencia. Y al final irá solo, estoy seguro. Román enreda y sabe que el nacionalismo canario lo tiene difícil para las generales, muy difícil.

Futuro. Ahora bien, el "buen rollito" es solo una herramienta, no puede ser un fin en sí mismo, al menos en el ejercicio de la política. Canarias necesita algo distinto a lo de ahora, por el bien común, incluso para quienes se creen beneficiados por el sistema. No nos podemos permitir mantener la moratoria turística mientras haya tantísimo terreno urbanizado y el negocio turístico no pare de crecer, no se puede mendigar para el REF económico mientras no sea vinculante para los Presupuestos Generales del Estado. Con los pies en el suelo, algo nuevo, ya.

(Foto de www.laprovincia.es)

No hay comentarios: