sábado, 25 de julio de 2015

Política piramidal multinivel y algo más

(Publicado en el periódico El Día el 25 de julio de 2015)

Teoría. Los afiliados pagan sus cuotas atraídos por la ideología y el carisma del líder, votan en procesos de primarias de acceso restringido, restringido por los padres fundadores, que emplean la propia organización para dar impulso a sus candidatos oficiales. Las bases legitiman el sistema pero no pintan nada, no se pide colaboración, sino apoyo. No hay democracia, no es suficiente compartir los principios de la acción política ni significarse ante la asamblea. Las listas se dictan desde arriba, evidencian el miedo a una democracia real y participativa en donde se imponga la mayoría. No hay autocrítica ni se admite discrepancia con el pensamiento único. Estamos apañados, porque así se comportan los partidos políticos de nueva echadura, los que prometían regeneración, ya no sé si a imagen y semejanza de los de la casta, que puede ser, aunque en aquellos tales conductas no se muestran tan evidentes. Me tranquiliza pensar que en el fondo subyace ambición económica, que con la representación obtenida en las pasadas elecciones entra dinero para pagar coordinadores, portavoces y gabinetes de prensa... "Business is business", aunque sea piramidal.

Grecia. Una cosa fue impedir el cataclismo económico con el rescate a los bancos y otra es pasarse. Admítame la indignación, porque no tiene nombre emplear dinero público para reducir la estructura de aquellas entidades quebradas con el generoso acuerdo, aún vigente, consistente en indemnizar a los agraciados con 45 días de despido, una jugosa paga compensatoria hasta la edad de jubilación y un espléndido plan de pensiones para el retiro dorado; ese asunto tenía una solución igual de eficaz y mucho más barata. Admítame también la analogía, porque ayudar a los griegos a salir del bache me parece muy bien, solidaridad con nuestros socios, pero sin dispendios. Porque eso de las prejubilaciones masivas, los engaños al Estado con las pensiones o la boyante economía sumergida, pues no. Aquello de maquillar las estadísticas, tampoco. Somos buenos e idiotas.

Volar. Esta semana la compañía aérea Norwegian anunció vuelos baratos a la Península en el salón noble del cabildo tinerfeño. Estupenda noticia. Formidable que nuestras autoridades insulares muestren su entusiasmo con la iniciativa de estos avispados inversores escandinavos, pero de ahí a instalar un panel de precios, logotipos y promocionar al nuevo operador... En fin, esa foto no respeta precisamente la competencia que pretenden impulsar. Y una segunda reflexión, al hilo del REF económico que resta por negociar: si una aerolínea ganará dinero con vuelos a 60 euros, ¿por qué subvencionamos el 50% de billetes de primera clase, por ejemplo, con su solomillo, su whisquito y sus manises? Habrá que reconocer que el sistema actual no está bien del todo. Aunque en el Gobierno de Canarias no confíen y aunque haya empresas que pierdan el chollo, bastaría con la bendita competencia y destinar ese dinero del REF a educación o a sanidad, que hace más falta. No es que lo diga yo, los vuelos baratos los vende el presidente del cabildo.

Limpieza. El alcalde de Santa Cruz nos invita a cuidar nuestra ciudad, a quererla mejor. Apunta, con acertado criterio, que no es suficiente destinar más dinero a disponer de más recursos para la limpieza si no hay implicación ciudadana. Ha dado en la clave, imprescindible que coja las riendas, que lidere el cambio de actitud, vaya reto, primero conseguir que los funcionarios -incluida la policía local- y el personal de las concesionarias, interioricen cuál es el fin último de su trabajo.

Hoy 25 de julio. El mérito para los cientos de milicianos anónimos que arriesgaron sus vidas, tenían poco que perder y defendieron su honor. En Santa Cruz aun necesitamos de eso.


No hay comentarios: