sábado, 24 de enero de 2015

El causante es quien deja la herencia

(Publicado en el periódico El Día el 24 de enero de 2015)

Melchior. Traté de corroborar en balde la satisfacción del causante tras sus veintitantos años de gestión política dedicada a la agricultura insular. Desde el 5,15% de peso de la actividad agraria en la economía canaria en 1987, cuando se subió al coche oficial, hasta el 1,12% del año en que se apeó; de las 25.631 hectáreas cultivadas en Tenerife en 1988 a las 17.373 de 2013, un 32% menos. Ni el valor de las producciones ni el número de empleos vinculados al sector primario mejoran en ese periodo triunfal. La buena intención de la "economía social" sufragada con dinero de los impuestos no sirvió para consolidar el movimiento cooperativo, hoy extinto, ni para ganar soberanía alimentaria, ni para implantar una agricultura moderna, tecnificada y rentable. Su dimisión está más que justificada. Sí, sí que se puede amar y no estar ciego, don.

Rivero. El nuevo REF merecía al menos el mismo esfuerzo beligerante que la riña con el ministro Soria. Porque su contenido fiscal ofrece más de lo mismo, del que no debemos esperar algo distinto de lo que tenemos ahora: diez puntos más de paro y escasas esperanzas. Del REF económico, ese que depende de los Presupuestos Generales del Estado, aún menos, que para Rajoy y sus muchachos somos colonia y así nos tratan. Si no fuera por el problema catalán y el precedente, hace tiempo que hubieran soltado amarras. Vaya engaño esta ley franquista cuarenta años después que nos hace más pobres y qué oportuna la moraleja que anima a evaluar con antelación las consecuencias de nuestros actos. Mejor sería ponerle remedio, aunque estos están a otra cosa. Herencias a beneficio de inventario. Pedir que asuman la responsabilidad y entonen el mea culpa o al menos que no intenten vendernos la moto... gripada.

Alonso. Más de lo mismo, una pena. Esperábamos otras mañas. Y en año electoral prometer hasta meter: el tren del sur a toda costa, claro, hace suya la idea para amortizar la herencia. Pero no cuela. Y mientras, el anillo insular, esa entelequia, al que le falta no solo el túnel en Santiago del Teide, sino también el tramo de Icod al Realejo. Paciencia infinita. Una lástima que en el Cabildo de Tenerife la oposición no ejerza como tal y pregunte qué pasó en carreteras que no nos han contado, cómo se resolvió lo de Sinpromi, cuántas patentes vende el ITER, cuánto ingresa el ALIX, si da dinero, y cómo justificó el equipo funcionarial la salida de fondos públicos para participar en tantas actividades y negocios que le son impropios. Nadie pregunta y nadie contesta.

Bermúdez. Se come con papas la herencia de Zerolo, Hilario incluido. Se mostró tan ufano con el dinero comprometido (de Madrid) para la depuradora de Santa Cruz, para evitar verter aguas negras al mar, que se le olvidó mencionar qué pasa con las tasas abonadas por los vecinos que pagamos por tratarla toda y solo depuran una parte, el servicio cobrado y no prestado, ¿entrega a cuenta? Se comenta que alcalde y concejales recorren los ensayos de las murgas en busca de letras ofensivas para aplicar las ordenanzas, terrible.

Clavijo. Más promesas y esto acaba de empezar: quitar la central de Endesa de Caletillas y sustituirla por un salto de agua en Erjos... Fernando, espabila, apúntate a Podemos a ver si te hacen ministro y convences a Red Eléctrica, apuesto que ni con esas. ¿No hay otros asuntos más importantes que merezcan tu atención? Cuestiones de tu futura competencia sobre el destino de Canarias. Pon un buzón o algo y pregunta a los vecinos... en Jinamar, por ejemplo.

Vaya equipo para una sopa.

No hay comentarios: