jueves, 29 de mayo de 2014

Imaginación para la regeneración (del PSOE)

Ni la asamblea de “Podemos” ni las listas abiertas ni el apuro por las primarias.

No es fácil la democracia. En mi edificio sí, perdone, asamblearia y un poco cutre, en una ciudad con doscientos mil habitantes, no, es mucho más difícil, y en un país con cuarenta y seis millones, ni le cuento. En mi escalera nos conocemos todos y no hay dudas respecto al fin último de la comunidad -limpiar las zonas de paso y que camine el ascensor-, las decisiones nos afectan a todos y, como no hay dádiva sino solo matraca, nadie se presenta a presidirla; la ley impide votar a quien no está al día con las cuotas (con tal prohibición extrapolada, otro gallo nos cantaría) y, además para evitar abusos, mandar necesita de doble mayoría: en número de propietarios y en participación en la división horizontal. El candidato a señor Cuesta lo conocemos, sabemos dónde vive y de qué pie cojea; que prometa lo que quiera.

Para gobernar un país, sin embargo, la asamblea no funciona bien, no hay espacio físico donde reunirnos ni tecnología ni capacidad de entendimiento para considerar todas las aportaciones. Como las asambleas son inoperativas a partir de cierto tamaño, nombramos representantes a mano alzada y la matamos, pierden su propia esencia. Tampoco funcionan las listas abiertas, serían aun peor para propiciar la ansiada renovación de las personas, de perogrullo, por cierto, y es que ¡a los nuevos aspirantes nos los conoce nadie! Nadie es nadie; más éxito tendrían los de siempre, los que salen en los medios a todas horas, incluido cualquier personaje de la farándula sin otro interés que dar pábulo a su fama.

No es fácil la democracia, aunque los partidos acepten el mandato constitucional. Con primarias universales, dicen, pero claro, cada uno manda en su casa y existe el peligro de la afiliación en masa con pensamientos espurios. Cuentan del asalto a un comité local: el jefe de personal de un importante hospital público que repartía contratos temporales previa presentación del boletín de alta en el partido. O cuando se usa la franquicia para promocionar determinados lobbies que nada tienen que ver con la ideología. El promotor del partido, el aparato, "tiene" que poder vetar a quienes no procesan su fe; es su club, son sus estatutos, está en su derecho.

Otra cosa sería que los socios al votar pudieran corregir la lista. Que el equipo lo presente el “lidereso” aspirante y que cada cual excluya a quien estime, dos o tres nombres fuera, que se vayan a casa. Ya se encargará el politburó de explicar quién es quién y de evitar el bochorno de una exclusión. Imagínese.

El PSOE, en particular el PSOE de Canarias, adolece de criterio propio en los asuntos de enjundia, no sabemos qué propone para las Islas después de tres años de cogobierno. Entiendo que el pacto condiciona, que el compromiso tiene su peaje y que la fidelidad es un valor de gente seria. Pero no debe olvidar a sus electores, que son mayoría en la provincia occidental pese a la debacle nacional, por cierto: si no puede desde las instituciones, que se comunique desde el partido. La regeneración del PSOE requiere presencia social, escuchar al ciudadano y hacer propuestas de futuro. El PSOE, en mi opinión, necesita volver a ser auténtico.

(Publicado también en Elblogoferoz.com)

miércoles, 28 de mayo de 2014

Este nuevo REF no creará empleo

(Publicado en el periódico El Día el 28 de mayo de 2014)

Para entendernos, lo que aceptó el Ministerio y Paulino Rivero nos vende como gran logro es lo siguiente: usted empresario que obtiene beneficios con su negocio, declare el año próximo en el impuesto de sociedades que quiere destinar una parte a la reserva para inversiones (RIC), dígale a Hacienda en qué piensa invertir el ahorro fiscal durante los siguientes ejercicios -si se trata de bienes equipo, de elementos de transporte o, ahora como novedad, de gastos de personal-, guarde el dinero, cumpla con su palabra, invierta y contrate, y no se olvide de mantener a todos sus trabajadores durante cinco años. Efecto inmediato contra el paro, ninguno.

Si no lo consigue (mantener la plantilla ampliada durante ese tiempo) los amables inspectores de la Agencia Tributaria le pedirán que devuelva la desgravación con una sanción mínima del 50% en la mayoría de los casos, más los intereses al 5% anual, amenaza de inspección que no prescribe hasta 2029. Llámeme aguafiestas si quiere, señor Rivero, pero acepte que su equipo negociador actúa muy alejado del mundo real. Insiste en un instrumento fiscal de dudosa reputación, que era buena idea, pero que está pervertido, ha servido para generar la burbuja que todavía muchos niegan, aquello del "Apto para la RIC", no solo inmobiliaria, sino también de exceso de capacidad de producción y además tantísimos problemas de falta de liquidez.

El empresario no quiere dotar RIC porque está escaldado, porque la inspección, en su afán recaudador, ha encontrado un blanco fácil, cuestiona la justificación de las inversiones, sanciona primero, con razón o sin ella, obliga a pagar y luego analiza la reclamación que casi siempre acaba en el juzgado. La RIC no funciona porque no hay seguridad jurídica. El empresario que gana dinero, una minoría, créame o pregunte al Istac, no quiere dotar RIC porque no sabe qué va a pasar, sus planes de crecimiento se han ido al traste y el futuro inmediato es incierto: imposible el compromiso a cinco años vista. Quien pretenda crecer invertirá y contratará personal, seguro, pero no usará la RIC porque querrá poder dar marcha atrás con el menor coste posible en caso de que fallen sus previsiones. Eso se llama ajustar la oferta a la demanda, el mecanismo que utilizan las empresas para sobrevivir; la subvención -ese ahorro fiscal- distorsiona.

Imite a los millonarios de Luxemburgo y su zona libre de impuestos para el comercio del arte aprobada por la UE. Menos enredos, pida más libertad.


viernes, 23 de mayo de 2014

La Europa del rancio abolengo


(Publicado en el periódico El Día el 23 de mayo de 2013)

El voto. No desperdicie la oportunidad y tenga en cuenta que el domingo,
a las nueve de la mañana, todos los partidos, todos, son igual de minoritarios. Vote por la lista que usted crea que defenderá el interés general o el suyo propio, igual da, igual de lícitas son ambas motivaciones. Recibimos en casa la propaganda electoral: el señor Sosa Wagner de UPyD se presenta como político circunstancial con un importante recorrido vital; Elena Valenciano, muy correcta, explica con tópicos la Europa socialdemócrata que defiende; Arias Cañete y Rajoy me tutean y confieso que no les presté mucha atención dada su creciente prepotencia que ya recuerda al peor Aznar de las Azores; y Coalición Canaria, ay, qué nivel, que no se digna, solo foto y lema, no tendrán nada que decir y pensarán que les van a votar por guapos... y puede que tengan razón, total, las palabras son solo palabras y qué pereza.

Los actores. A falta de argumentos hemos conocido a las personas (o personajes), que tampoco está mal. Las encuestan indican que se acabó el bipartidismo en la Unión, anuncian más pluralidad, qué bueno, la nueva Europa, vence la democracia, que comience el debate: necesitarán consenso para nombrar al sanedrín.

La gente. Hablamos de Canarias y Manuel Medina -veterano de guerra del Parlamento Europeo- me decía que la economía está al servicio de la sociedad y que la sociedad es cómo es, muy difícil de cambiar. Afirma que el canario se adapta a la realidad, sortea las dificultades con cáncamos y solidaridad familiar, y que cualquier política de fomento estará abocada al fracaso si no tiene sustento social. Puede que tenga sentido aunque me resisto al conformismo, algo se podrá hacer por las generaciones futuras, aunque solo sea invertir mucho en educación y que cada cual decida después qué hace con su vida. Medina sostiene que introducir instrumentos fiscales más potentes en el nuevo REF nunca tendría el beneplácito de Madrid. Qué importante identificar al enemigo y entonces, digo yo, estamos tardando en sacar la negociación del REF de los pasillos del Ministerio, abrir el debate público, dar un golpe en la mesa y que allí, en la Villa y Corte, alguien dé la cara y explique cuál es el plan para Canarias. O nos buscamos la vida (todavía falta ese elemento diferenciador realmente atractivo para el inversor) o a ver qué proponen para controlar el paro y contener la pobreza.

La cruzada. De Quijote Fernández, capaz de defender la conducta del condenado Agustín Padrón o de tildar de "subterfugio" la justificación con facturas privadas la asignación ilegal del ayuntamiento de Santa Cruz a sus grupos políticos (el famoso "bragas-gate" aun sin esclarecer, dicho sea de paso) y ahora capaz de medrar a favor del arrepentido Arias Cañete. Don Manuel, créame, ni era preciso ni se lo van a agradecer. Que usted, que es empresario, no repruebe la economía sumergida es lamentable, que haga suya -con cita o sin ella- la vejación a las mujeres, imperdonable.

Bermúdez. Un poco tarde quizás para mostrar su indignación con los gobiernos insular, autonómico y central por el poco caso que le hacen a Santa Cruz, una queja a sus compañeros de partido más que fundada, sin duda, lo de Costas y la depuradora, indignante. Muy tarde, porque bien sabe él que a estas alturas de legislatura poco o nada van a arreglar, aunque, bien pensado, toda crítica tiene su momento propicio: ya Melchior no gobierna y tiene su medalla, Rivero se postula para la tercera candidatura y el lío con Hilario permitirá a Clavijo atajar la insurgencia. Demasiado tarde y con escasa contundencia, José Manuel, porque, en efecto, Santa Cruz pinta poco y queda todo por hacer. Para pedir socorro hay que gritar.

miércoles, 21 de mayo de 2014

"Situación Canarias"

(Publicado en el periódico El Día el 21 de mayo de 2013)

La profecía de BBVA anuncia un crecimiento del PIB canario cercano al 2,5% para los próximos ejercicios. Optimismo para el futuro después de tres trimestres en positivo, mayor confianza del empresariado y el turismo a tope; estupendo. Una oportunidad perdida, sin embargo, porque el departamento de estudios de esta importante entidad no tuvo en cuenta para sus proyecciones los instrumentos del REF que ahora están en discusión; garantía de éxito si una entidad independiente sometiera las propuestas a análisis exhaustivo. El escaso interés político que suscita, el poco peso de nuestros representantes en Madrid, en fin, es posible que tal negociación no trascendiera o que el REF sea, a día de hoy, irrelevante.

En cualquier caso, estamos imbuidos en la mejora del ciclo económico global, dejamos atrás las grandes amenazas que cuestionaban el sistema: China crece menos pero mejora su situación interna, España exporta como nunca, se invierte en bienes de equipo y baja el coste de la deuda soberana, el BCE ha prometido actuar para "recuperar" inflación y aliviar la carga financiera, menos crédito en conjunto pero más operaciones nuevas. Y hay consuelo; para el servicio de estudios de BBVA, la caída de los salarios, consecuencia de la reforma laboral de 2012, evitó 200.000 despidos y permitirá acelerar la recuperación. Resta evaluar qué repercusión tendrá el incremento previsto del PIB sobre el paro; esa es la pregunta.

La economía y sus cosas porque, tal y como afirmó Miguel Cardoso, incrementar la productividad en Canarias pasa por mejorar la formación de los ciudadanos y por conseguir el ahorro público. Nuestra comunidad es la tercera en menor endeudamiento y la segunda en tasa de desempleo... invertir en educación sí que parece una excelente excusa para el déficit aunque todo apunta a una cuestión de eficiencia: idéntico presupuesto en 2004 que en 2014, según aclaró el que maneja los datos.

En resumen, el vaticinio incluye crecimiento sostenido del 2,5% para el PIB, del 0,60% para la productividad, y diez años para recuperar la tasa de paro previa a la crisis; siempre que todos hagan la tarea. Se mojó poco, pero, sin duda, lo mejor de la conferencia de ayer fue la aseveración de que incrementar la productividad viene siempre de mano de la competencia y de la lucha contra el monopolio. En Canarias vivimos engañados.

(Para ver el informe de BBVA Research pinche aquí)

sábado, 10 de mayo de 2014

La medalla de Melchior

Aparqué en la calle José Emilio García Gómez y bajé por la avenida Manuel Hermoso hasta el Auditorio Adán Martín, llegaba tarde al acto de entrega de la Medalla de Oro de Tenerife a Ricardo Melchior. Pero no, estaba mal informado, el acto fue en el Palacio Insular, en la Plaza de España, y llegué tarde.

Los compañeros de lista de don Ricardo, sus socios de gobierno y el partido en la oposición se pusieron de acuerdo para el homenaje. No ha trascendido la motivación de unos y otros. Dicen que Carlos Alonso -el actual presidente heredero, nombrado por el interfecto y un tipo con cabeza- en principio no quería, "que lo decida la Historia" afirmó supuestamente, "que nosotros le demos una medalla a nuestro antiguo jefe... en fin, parecerá peloteo o devolución de los favores recibidos, en cualquier caso, no va a ser bien interpretado". Los mismos rumores apuntan a que fue Víctor Pérez el que insistió: "Pero Carlos, con un treinta y tres por ciento de paro como legado y la isla manga por hombro... es ahora o nunca". Cristina Valido lloró. Antonio Alarcó se ve que justificó su apoyo con aquello del puente de plata y Aurelio Abreu no quiso meterse en líos.

No me lo creo del todo ni, como escuché, que los grupos políticos debatieran también enviar un escrito para solicitar a AENA el cambio de denominación del "Aeropuerto de Los Rodeos" por el de "Aeropuerto Ricardo Melchior". En este sentido comentan que Analupe Mora, siempre conciliadora, propuso como alternativa renombrar el monumento a Franco de Las Raíces "como refuerzo de su talante democrático". No me creo nada, insisto, y aunque nunca lo dirán, seguro que esto de la medalla, Melchior lo tenía atado antes de irse, atado y bien atado.

El exsenador tiene su medalla y ahora quiere ser alcalde de La Laguna, y eso que el mismo dijo hace unos meses que apostaba por la regeneración política, y eso no son comentarios de pasillo, sino declaraciones publicadas en prensa. Mintió porque ¿qué regeneración es esa cuando Melchior lleva cerca de treinta años de cargo público? Me consta que los funcionarios del ayuntamiento lagunero están que trinan, la cosa marcha y Clavijo les deja trabajar.

(Publicado también en el periódico digital Elblogoferoz.com)

viernes, 9 de mayo de 2014

El poder de la mentira

(Publicado en el periódico El Día el 9 de mayo de 2014)

Omnipresente. Embustes por todos lados. “La exageración y la mentira desempeñan un papel crucial en la comunicación política y en el ejercicio del poder”, afirma Martínez Selva, y tanto, son herramientas de precisión. Las mentirijillas de Rajoy van a funcionar –diga lo que diga la EPA, de momento– porque el mercado solo precisa esa chispa que desencadene el nuevo ciclo: el optimismo se retroalimenta, sube el consumo y arranca todo lo demás. Una pena haber perdido dos largos años porque al partido en el Gobierno no le interese la economía ni el bienestar de las personas, se guía solo por el calendario electoral. Mariano tenía que haber mentido mucho antes, a principios de 2012, pero no para subir los impuestos e incumplir su promesa, sino como hace ahora, con una sonrisa; falacias ambas, en cualquier caso, aunque la segunda opción con menos sufrimiento para el ciudadano medio.

Manipulador. El comisionado para el autogobierno y la propaganda, Fernando Ríos, felicita “a quienes han luchado por la suspensión de las prospecciones” y orgulloso de su estrategia concluye que “no es ecologismo, es defensa del interés general y de la canariedad”, ¡toma ya!, contundente el representante del politburó con su tufillo nacionalista. Petróleo ha sacado Rivero de este asunto, con habilidad: vuelve a colocar los problemas ambientales en las portadas aunque bien sabe que a la gente solo le preocupa el paro, la corrupción y llegar a fin de mes. Paulino también actúa por interés electoral y todo este jaleo le permite reivindicar, tener un enemigo y una causa con la que entretener a la parroquia. El bombardeo de “información” oficial no tiene parangón desde los tiempos del Nodo, a todo trapo, con la televisión pública como brazo armado. Admiro el despliegue mediático, la comedera de coco que funciona cuando hay voluntad; engrasada la maquinaria nada impediría usarla para luchar contra el fraude, la violencia machista o cualquier otra lacra de las que azota al pueblo canario.

Terapéutico. La conquista de las islas orientales insufla oxígeno a Rivero para aspirar de nuevo a la candidatura, qué cosa, eso tiene el amor, aunque el idilio se fundamente en una trola, porque al presidente el medio ambiente le importa un pito. Y lo entiendo, porque partirte los piños por una red de saneamiento, una depuradora o un destino adecuado para la basura, no da votos. Y narcótico… en el Senado, esta semana, se habló de las regiones “afectadas” por las prospecciones; la inmensa riqueza que podría proporcionar el petróleo, en su caso, no es percibida como propia, no se refieren a las regiones “agraciadas” ni hay conciencia de beneficio colectivo, España es ficción.

Eléctrico. La pirueta del ministro Soria que nos trata como a tontos con la factura de la luz y su incapacidad para resolver el problema. La publicidad de Endesa anima al consumidor a elegir entre tres tipos de tarifa, una por horas, otra fija para un año –un poco más cara, aclara– y una tercera del mercado libre. Tremenda patraña, el sector eléctrico está intervenido por el estado, no hay mercado libre.

Omnipotente. Porque las mentiras sustentan intereses inconfesables, justifican la soberana estupidez o las dos cosas. Vaya sorpresa, ahora Luxemburgo, el país más rico del mundo por renta per cápita, se inventa una zona franca para la comercialización de obras de arte libre de impuestos, en pleno corazón de la UE, para paliar los efectos negativos del fin del secreto bancario, increíble. Y nosotros aquí, en la colonia, a la cabeza del paro, vamos a presentar en Madrid y en Bruselas una propuesta de REF continuista, enrevesado y pedigüeño. Que no nos engañen más, basta ya de proteger a los de siempre, reclamemos más libertades para Canarias, menos trabas, Europa admitirá cualquier cosa.

domingo, 4 de mayo de 2014

Las mentiras de Rivero

En el ámbito de la política las cosas no se llaman por su nombre. La práctica habitual "exige" un giro para decir que sí, que no o para afirmar todo lo contrario, todo en la misma frase. Asistimos a la usurpación de la palabra, de expresiones y términos que adquieren carácter de verdad porque los usa el poder, como plantea la filósofa Victoria Camps.  Sin embargo no hay duda: miente quien no se ajusta a la verdad. Mentiras, sí, es muy fuerte, tiene razón, y es que usted y yo somos gente educada de buenos sentimientos y nos cuesta llamar mentiroso a Mariano Rajoy, que se comprometió a bajar los impuestos e hizo justo lo contrario. Mentiroso el señor presidente, pues sí, la cosa tiene su tela, y no verá ningún titular en prensa que lo proclame abiertamente, "Rajoy mentiroso", por pudor o pleitesía.
En Canarias tenemos nuestras propias mentiras con la diferencia de que aquí nos las comemos con papas. Porque Paulino Rivero miente cuando defiende con vehemencia la negativa al petróleo y se transforma en el adalid del medio ambiente, andante caballero en defensa de la naturaleza y del turismo (o lo que sea). Y miente porque a Rivero el medio ambiente se la trae al pairo. En Canarias las aguas residuales, en su inmensa mayoría, se tiran al mar, a ese mismo mar que nos une y nos separa, a ese mismo mar por el que suspira sus desvelos. Y la basura, que se acumula en enormes agujeros en nuestra tierra volcánica, en las siete islas... Miente, el medio ambiente le da igual y solucionar esos problemas (que está en su mano) no le proporciona votos ni portadas en los periódicos ni reuniones en La Moncloa. Pero oponerse a las prospecciones sí tiene premio: la simpatía de conejeros y majoreros que lo puede aupar a la presidencia del gobierno una legislatura más.
Comparta usted o no la conveniencia del petróleo, la mentira ya existe.

sábado, 3 de mayo de 2014

Gestión y gobierno

La gran confusión. Porque no es lo mismo gestionar una empresa que gobernarla, aunque en tantas
ocasiones ambas responsabilidades recaigan sobre la misma persona. Gestionar es un trabajo técnico que va del día a día, de cómo se hacen las cosas, de atender clientes, de fijar precios, de conseguir ventas, de mantener al personal alineado, de cumplir las obligaciones con las administraciones públicas y los proveedores, de supervisar la actividad, su tesorería y su cuenta de explotación; gestionar va de personas, de números y de todas las interacciones entre ellos. La gestión es delegable en un profesional o en un equipo que domine la materia y utilice sus habilidades y sus capacidades, es variable según las circunstancias propias y del mercado, y es evaluable mediante el correspondiente sistema de control.

Gobernar es otra cosa. Gobernar va de estrategia, de visión, de deseos, va de qué queremos vender y a quién, va de planificar a largo plazo, de marcar hitos, de anticipar y corregir el rumbo cuando sea preciso. El gobierno traza las grandes líneas maestras de la actividad y de sus decisiones depende el éxito o el fracaso del proyecto empresarial. Las tareas de gobierno no son delegables, son la esencia del negocio, aunque sí admite asesoramiento externo y funciona mejor como órgano colegiado -con la participación de varias personas que aporten diferentes puntos de vista-, de ahí la importancia del consejo de administración. Para gobernar una empresa se requiere información fehaciente de cómo va el negocio, imaginación para afrontar los retos que impone el mercado y capacidad de comunicación para transmitir la idea al equipo de gestión, supervisarlo y darle instrucciones.

El pequeño empresario gobierna y gestiona; el emprendedor primero gobierna -para definir su modelo de negocio- y luego se interna en la tortuosa senda de la gestión. Dos gorras, esa es mi propuesta, tener a mano dos gorras de diferente color y usarlas según el caso. La gorra para gobernar solo de vez en cuando, en momentos puntuales, en días señalados en la agenda, fuera de la oficina a ser posible, para alejarse de la vorágine cotidiana, y acompañados de quiénes crea que le puedan ayudar: una o varias personas de confianza, con criterio, con las que intercambiar impresiones en un almuerzo sosegado suele funcionar -invite usted, por descontado-.

jueves, 1 de mayo de 2014

La quinta libertad y el fracaso de Oramas

Lo increíble es que en Canarias, a estas alturas de la película, cualquier operador no pueda realizar un vuelo
internacional con escala en las Islas, con origen en y destino a terceros países, un Miami - Tenerife Sur - Ciudad del Cabo, por ejemplo, ni un Buenos Aires - Tenerife Norte - El Cairo. Hay un impedimento legal: la no aplicación de la quinta libertad aérea. Sí que se puede, según parece, autorizar una ruta determinada, pero las compañías no tienen a su disposición estos peñascos volcánicos para programar con libertad e inmediatez sus vuelos para las conexiones y redistribución de carga y pasaje entre América, África y Europa, de ida y vuelta, para hacer valer nuestra condición tricontinental y atlántica... pamplinas.
Con un nodo de conexiones aéreas tendremos el turismo americano a poco más de seis horas (mucho menos que los trayectos Europa-Caribe) y una enorme capacidad de generar economía a partir de los tránsitos comerciales; servir de "hub" y aportar valor, en definitiva. La quinta libertad debería ser uno de los pilares en la negociación del REF ya que complementa a la perfección la ZEC y el resto de incentivos fiscales que ahora están en revisión.
Sin embargo, la incongruencia política es paranoide. O somos el culo del mundo -pobrecitos ultraperiféricos a los que consolar y subvencionar- o somos el centro del mundo o, cuanto menos, el centro del océano, en donde parar a echar gasolina y estirar las piernas. El pedigüeñismo es un camino difícil de desandar, ya sé, y lo tenemos probado durante décadas con infames resultados socio-económicos.
La solicitud de CC para permitir la quinta libertad tiene toda la lógica si se pretende que Canarias sea plataforma de negocios con África, si queremos vender nuestras universidades, nuestra sanidad de primer nivel, nuestros bancos, nuestras empresas de servicios. Además es coherente con la política de la UE que aspira a que Canarias actúe de puente para facilitar las relaciones con los vecinos de nuestro entorno. Y fracasó en Cortes porque el PP no la verá como reivindicación propia o no se atreverá a liberalizar un mercado que tiene su lobby y su capacidad de influencia.
No puede ser, CC no se puede presentar en Madrid en solitario a defender estas cuestiones tan importantes. Evidencia un terrible déficit de capacidad de negociación, de estrategia y de peso político. Un nuevo REF, útil para acabar con el paro y ofrecer un futuro, solo saldrá adelante si lo presenta el conjunto de la sociedad canaria al unísono, con contundencia, incluso vehemencia, a ver quién es el guapo -en este frágil contexto territorial español- de negarle a Canarias las herramientas para salir adelante. Quiero ver quién dice que no, que lo diga.