viernes, 2 de agosto de 2013

El poder de la prensa

(Publicado en el periódico El Día el 2 de agosto de 2013)

Réplica . Qué bueno el poder de la prensa. Porque en este mismo espacio critiqué la dejadez del Cabildo de Tenerife con sus asuntos obligados y el mismísimo presidente me respondió en su homilía dominical, en simultáneo en todas las cabeceras de la provincia occidental; ahí es nada. Mas solo habló de los residuos, de lo orgulloso que está de los casi treinta años de enterrarlos en el hoyo de Arico. Aunque estoy seguro de que es tan solo una justificación para salir del paso y que él sabe que la tecnología actual permite soluciones mucho más limpias y económicas. A mis comentarios sobre las empresas públicas, la gestión del agua, el planeamiento o el fraude en su abdicación, no dedicó ni una mísera línea, ni para negar ni para matizar; ¿por qué será que le preocupa la basura...?
Vocación . Tenerla presente es una de las claves que recojo en mi libro sobre cómo encontrar trabajo. No falla. Creo que Melchior debería cuestionar la suya propia. Más que gestor de una administración local de competencias limitadas, pareciera el consejero delegado de un gran holding empresarial: promueve el cable que dará internet a nuestros vecinos de África, defiende con ahínco el tren magnético o se plantea invertir en una aerolínea. Estas, entre otras tantas iniciativas que pertenecen al mundo de la empresa, en sentido estricto, y siempre con dinero público. La Comisión Nacional de la Competencia tendrá algo que decir en esta flagrante intromisión en los mercados porque el empresariado -habría que preguntar por qué- no dice ni mu, tan solo alguna queja aislada cuando el cabildo autocontrató con el ITER la ejecución de obra pública. Además, cabe preguntarse cuánto costará desmontar el chiringuito, en su caso, cuando Europa obligue a las administraciones a dedicarse a lo suyo en exclusiva, a la prestación de los servicios públicos, que para eso están; para fabricar yogures desde luego que no.

Plan General . La aprobación parcial del plan de Santa Cruz es una excelente noticia tantos años y tantos millones después. Veremos si no es demasiado tarde y si en los ámbitos liberados la iniciativa privada se decide a invertir, que buena falta que hace. La decisión adoptada, la de dejar algunas cosas pendientes como solución de consenso, debería hacernos reflexionar sobre el procedimiento formal para afrontar el planeamiento, si no sería más práctico resolver el detalle de cada actuación concreta a medida que haya interés (y dinero) para abordarla, más que tratar de encajar un todo, que, como hemos visto, se convierte en misión imposible. La planificación territorial es el conjunto de reglas del juego para la inversión, el punto de partida de la espiral del crecimiento, etc.

La valla verde . La asociación de usuarios de la avenida de Anaga invita a Rodríguez Zaragoza, presidente de la Autoridad Portuaria, y al alcalde Bermúdez a desvelar qué esconde la valla verde. Ver el mar es casi imposible; al menos los barcos, cuando atraque alguno.

Negociación del REF . Prorrogado el plazo para reinventar nuestra relación con España y con Europa. Tenemos un año más para proponer, analizar y consensuar nuevas ideas, un nuevo enfoque, una vez que queda demostrado con absoluta claridad que el actual solo sirve para hundirnos en un treinta y cuatro por ciento de paro; sobran matices. Una negociación trascendente y apasionante a la que aplicar método. El método exige reflexionar primero a qué estaría dispuesta la UE con Canarias y cuál es su preocupación con nosotros. Proponía la "izquierda liberal" activar una potente idea, cuya acción se centre en la prestación de los servicios públicos y el cumplimiento de la norma y que deje al mercado todo lo demás; pedir menos dinero a cambio de más libertad. Que empiece el debate, que la prensa demuestre su poder.

No hay comentarios: