jueves, 27 de octubre de 2011

Pedro Solbes, mándese una papa


(Publicado en el periódico El Día el 27 de octubre de 2011)

VA A TENER razón el editor de este periódico cuando pide con insistencia la independencia para Canarias. Es indignante. Me resisto a ser ultraperiférico y me niego a ser considerado por la Unión Europea como un ciudadano en "dificultades permanentes" y por ello merecedor de toda su condescendencia. Aún me queda algo de orgullo. No sé usted, pero yo creo que no vale todo, no, que Canarias merece algo mejor. ¿Es que nadie va a cuestionar esta política de permanente mendicidad?
El exministro Solbes firma un informe con "veintidós recomendaciones que servirán de base para la negociación de los fondos que llegarán al Archipiélago" y se queda tan ancho. No propone intentar mejorar las condiciones socioeconómicas, no, este señor asume que nuestra relación con Europa va de eso, de dinero, y no quiero ser soez, pero esa conducta sumisa tiene nombre.
El informe se las trae. Apoya sin fisuras la continuidad del POSEI, del paquete de subvenciones a las producciones agrarias. Solbes afirma que ha demostrado "capacidad para respaldar la agricultura de las RUP". Pero ¿qué quiere decir? Debe de ser que entiende admisible que el ochenta y cinco por ciento de los productos verdes que se consumen en Canarias venga de fuera y que no exista un tejido real de agricultores profesionales; ¿eso es respaldar la agricultura?

Plantea nueve objetivos para las RUP de financiación, y habla de mejorar la de las empresas con dinero público, de movilidad, con más ayudas, de consumo, de transporte, de comunicaciones, de energías limpias, de cohesión social, y afirma que "deberían disponer de recursos presupuestarios suficientes para seguir compensando las dificultades permanentes" (dificultades permanentes, ¿pero de qué va este tío?) de regionalización con más financiación pública para acciones conjuntas con terceros países, de puerta de entrada para mejorar las relaciones y europeizar el entorno, y transversales para que las RUP sean tenidas en cuenta en la corte de Bruselas.
No entiendo nada, imagino que usted tampoco. Una mera declaración de intenciones. ¿Y las personas?, ¿dónde están las personas?, ¿por qué el funcionario Solbes no se preocupa por las personas?, ¿porque somos de una región ultraperiférica, léase colonia?
Puede que alguien piense que este documento suponga un respiro cara al futuro económico de las Islas. El que encargó el informe claro que debe de estar convencido de que estamos condenados a vivir de los subsidios. Cómplice.
Mas el excomisario europeo nos abre la puerta a negociar la autodeterminación. Concluye que el modelo económico de las RUP "responde a una visión de mercado propio, pero no de mercado único". Pues eso, habrá que buscar otro camino para afrontar la globalización y los retos que nos depara el futuro.

No hay comentarios: