domingo, 26 de junio de 2011

"Las papas: menos jablar y más jacer"

Eso nos dice en profesor Rodríguez Brito en su artículo del periódico El Día.
Y que lo diga él tiene su aquello. No solo ha sido Consejero de Medio Ambiente del Cabildo durante veinte años, sino que su partido lleva en el Gobierno de Canarias desde principios de los noventa sin interrupción y es artífice -según ellos mismos se encargan de recordar- de las negociaciones del REF y de todos esos artificios que ahora denuncia.
Primero pensé que era un artículo de autocrítica, pero no, se refiere a los poderes públicos en general. Y no pretendo meterme con don Wladimiro, al que le tengo afecto personal, sino poner en evidencia la escasa influencia que tenemos los ciudadanos para cambiar unas reglas del juego (esto de la papa) que nos hacen cada día más pobres. Los ciudadanos y los propios políticos.
Sorprende que no aproveche para proponer cosas nuevas, insiste en hablar de aranceles, más de lo mismo.
O le ponemos imaginación al tema o la agricultura en Canarias será fagocitada por los intereses del "mercado mundial" y de los grandes importadores.
Permítanme que insista en el sistema de regulación mediante la aplicación de precios mínimos, la papa sería el cultivo perfecto para empezar, como prueba piloto. Con el precio mínimo de venta al público fijado por ley compite sólo la calidad, y en eso nuestra papa es invencible.
De esto hablaba yo en mi post de ayer "La decadencia del cultivo de la papa".

(Pablo Zurita Espinosa es Ingeniero Agrónomo)


No hay comentarios: