miércoles, 11 de mayo de 2011

Lucha contra el fraude, tabú electoral

Ninguna formación política ha hecho suyo el mensaje de la imprescindible necesidad de luchar contra la economía sumergida y el fraude en todas sus facetas. Los grandes fraudes, con los que no nos cuesta nada estar en contra, y los pequeños fraudes, que los ciudadanos toleramos con cómplice simpatía.
Ningún candidato lo ha empleado como argumento principal, cuando es el principal problema en todos los ámbitos de la vida social española y canaria. Nuestros males giran entorno a él, está presente allí donde las cosas se tuercen, donde impera el interés particular sobre el interés general.
La lucha contra el fraude tendría muchos partidarios... los detractores quedarían señalados por la sombra de la duda. Estrategia infalible.
Además nos ayudaría a salir adelante.

No hay comentarios: