miércoles, 2 de febrero de 2011

Imposible crisis del turismo en Canarias

Las protestas callejeras en Egipto, los disturbios en Túnez o las movilizaciones ciudadanas en Jordania ponen de manifiesto la inestabilidad social del mundo islámico. Todos estos son destinos competidores en el mercado turístico.
Se veía venir. La injusticia social explota desde que el mundo es mundo: opresión y revolución, mecanismo que permite la evolución de la humanidad hacia la libertad individual y el bienestar social.
Igual suerte correrán muchos países del Caribe, que también son competencia, en donde trabajar en un hotel es pertenecer a otra clase social. Las desigualdades sociales se pagan y explotan tarde o temprano.
Por tanto, debemos convencernos que Canarias no tiene competencia invernal para el turista europeo. Canarias es un lujo para Europa aunque nosotros mismos no nos hayamos percatado y nos vendamos de saldo.
Canarias debe insistir en el turismo de sol y playa, sí, de sol y playa, claro, of course, y dejarnos de inventos. Cuando al ciudadano europeo el frío le cala los huesos, que no le hablen de folclore.
Somos líderes y lo seremos mucho más cuando todos quieran venir aquí por la inestabilidad social del resto de destinos (que ahí está).
Estemos preparados para recibir a nuestros clientes.

No hay comentarios: