sábado, 5 de febrero de 2011

Acción versus inmovilismo

Problemas de compleja resolución para los que no estamos preparados. Es humano: nos da miedo tomar decisiones y pánico llegar a equivocarnos. Sin embargo, nuevas condiciones del entorno exigen acciones de adaptación, ¿qué hacemos?
Decía un reputado economista que envidiaba el pensamiento de los ingenieros, entrenado para analizar los problemas como un proceso, con fases, con hitos y con resultados. Quizás sea un buen método porque es tal y como se desarrolla la vida de las personas: tu conducta de hoy condicionará tu vida de mañana. Si tú no cambias, la realidad de tu entorno te obligará a cambiar; y hay quien lo prefiere, quejarte y que sea un tercero el que decida por ti, y cuando decide, volver a quejarte porque no te gusta la decisión tomada.
Ese análisis de proceso muchas veces es muy sencillo. Una empresa que vende mucho tendrá que adaptar su organización a ese incremento, evitar las roturas de stock e implantar un sistema para atender a sus nuevos clientes; si no lo hace, perderá las ventas, su prestigio y también esos clientes.
Por analogía, una empresa que vende menos, debe adaptar su estructura a esa nueva situación, con inmediatez, y reorganizar los procesos productivos, actuar, aun a sabiendas de que se cometerá errores. En las empresas, cuando no se reacciona, las consecuencias son irreversibles: se alcanza un punto de no retorno. Oponerse a los cambios que implica tal adaptación es humano; entender que hay decisiones necesarias demuestra sentido de responsabilidad colectiva, aunque no sean fáciles de asumir.

3 comentarios:

agitador homologado dijo...

¿Cómo se detecta el inmovilismo en un grupo social, en una empresa?

¿Cómo se gestiona una crisis en un sector?

¿Hay recetas únicas o es necesario adaptarse a cada sector?

Pablo Zurita Espinosa dijo...

El inmovilismo aparece como respuesta a cualquier propuesta de cambio. Una oposición irreflexiva. La receta es única: intentar vender más y adaptar tus gastos a las ventas reales. Vender más de lo que gastas, la teoría es simple.

Anónimo dijo...

Eso que acaba de decir es una perogrullada, inmovilismo es, por propia definición, resistencia al cambio.
Lo de intentar vender mas es otra "perla" que en eso estamos todos.
La verdadera pregunta es mucho mas simple, ¿Por que no vendo mas?