viernes, 14 de enero de 2011

Resistir con las botas puestas

Aunque estemos todos convencidos de que en España debemos cambiar para salir de la crisis, aunque sepamos desde hace tiempo que esta situación no es coyuntural, que este país no se sostiene con el abuso permanente al sistema, a pesar de las evidencias, no estamos dispuestos a modificar nuestra conducta.
"Cambia tú si quieres pero yo sigo con lo mío". "Ya sé que esto no está bien del todo pero a mí me gusta así". "No me toques aquello que yo ya estoy acostumbrado".
Seguiremos haciendo lo mismo hasta que el sistema nos estalle en las narices, consecuencia del comportamiento de cada individuo, fruto de su propia responsabilidad.
A tal incoherencia mental -saber que esto no se sostiene y oponerse a cualquier acción de cambio- se sobrevive encontrando culpables, la culpa la tiene el Gobierno, "Zapatero es la causa de todos nuestros males". Tal simplificación ficticia nos hunde cada vez más.
Y todavía no hemos tocado fondo. Todavía no hemos comprendido que la solución está en nosotros mismos, en esas pequeñas cosas del día a día que suman para una convivencia mejor.


No hay comentarios: