domingo, 2 de enero de 2011

Las oportunidades del nuevo año

Si acabamos con la masoquista conducta autodestructiva del "estamos en crisis" por una más inteligente de "esto es lo que hay, a ver qué hacemos para ser felices o seguir siéndolo".
Si conseguimos que cese el comportamiento irresponsable de pensar que las cosas volverán a ser como antes y empezamos a actuar con responsabilidad.
Y que cese también el comportamiento más irresponsable aún de machacar sin argumentos cualquier propuesta de cambio por muy disparatada pueda parecer. No a la política del no.
Si comenzamos en política con un debate constructivo, ya está bien del "quítate tú para ponerme yo" en vez de actuar con un "qué hacemos entre todos para tirar para adelante".
Cuando el interés general se imponga a los intereses particulares y tengamos capacidad para distinguir el uno del otro.
Cuando al fin plantemos cara al fraude, dejemos de justificarlo y lo consideremos como lo que es, una mentira intolerable.
Aparecerán las oportunidades cuando dejemos de abusar del sistema. Esto último está en nuestra mano: confiaremos en los buenos propósitos para el año nuevo.

No hay comentarios: