sábado, 18 de diciembre de 2010

Por qué dicen que la agricultura murió en Canarias

Será porque la hemos convertido en una actividad bucólico pastoril más cerca de la etnografía que de la economía. Un fenómeno cultural tradicional que debemos conservar para legarlo a las generaciones futuras, arraigado a nuestras raíces de náufragos en la inmensidad atlántica, merecedor de todo nuestro respeto y veneración, conducta propia de los pueblos que quieren conservar su identidad, como es el caso.
La agricultura en Canarias es algo más que una mera fuente de riqueza, prosperidad y empleo, algo mucho más importante que trasciende de lo terrenal y se proyecta a lo trascendental.
E igual que muchas otras manifestaciones que emanan de la sabiduría popular, no admite corsés, debe ser libre, interpretada según la partitura de lo autóctono.
La agricultura murió en Canarias como actividad económica después de una larga enfermedad: no le dimos ni una oportunidad, ni permitimos su tecnificación, ni fomentamos la profesionalización de los agricultores, ni regulamos los mercados. Para qué.

1 comentario:

bernat dijo...

Completamente de acuerdo.
Socio 3076 de "Cosecheros"