domingo, 5 de diciembre de 2010

Optimistas natos


(Publicado en Diario de Avisos el 05/12/2010)

En épocas de cambio. Participa en la revolución, reclama tu protagonismo que el momento precisa.
Y hay dos posturas. Quien está atento a las expectativas y quien se empeña en desear la felicidad, quien espera que las cosas buenas ocurran y quien quiere que ocurran, quien aguarda paciente mejor suerte y quien lucha por ella. Funda un nuevo partido que proclame la acción frente al inmovilismo, el deseo frente a la expectativa, ¡viva la revolución!
Hace tiempo que perdí la esperanza y recuperé la voluntad de ser libre.
Recuperar mi libertad me hace feliz. Recuperar tu libertad te hará feliz. Estamos en una época de cambio a la medida de quien sepa interpretar su papel.
Si acabas de perder tu trabajo reconsidera qué te has estado perdiendo y qué quieres hacer con tu vida. La situación de desempleo tiene muchas connotaciones negativas que ya sabes y una muy positiva que no debes olvidar: eres libre para reconsiderar qué es lo que realmente te gusta, a qué quieres dedicar el resto de tu feliz existencia.
Quizás nunca antes te lo habías planteado. Y no vale alardear de lo que no quieres hacer, no. Dedica un día o dos o más a pensar en serio cuál es tu vocación, y no te engañes, la verdad siempre triunfa y en ese momento, cuando lo tengas claro, verás el camino: tendrás una misión.
Si descubres que tu empresa no carbura quizás ya sea demasiado tarde. Lo que pasó ayer ya no tiene solución… pero sí que puedes tratar de cambiar lo que va a pasar mañana, no esperes, actúa. Estima cuánto vas a vender mañana y cuánto te va a costar venderlo: las cosas funcionan cuando ingresas más de lo que gastas. Habla con tu gente y con tus proveedores, sé transparente. Habla, habla con tus clientes y descubre cómo los puedes ayudar, en eso te va la vida.
El desánimo se adueña de tus competidores que lamentan su suerte, discuten con sus empleados y desatienden a sus clientes. Mientras, tú estás enfocado: las épocas de crisis ofrecen oportunidades para quien, como tú, decide trabajar en equipo y mirar al futuro.
Ser optimista es una conducta individual, no hay más opciones.


No hay comentarios: