viernes, 3 de diciembre de 2010

Las empresas prefieren a los no fumadores

Porque pierden menos el tiempo, no se levantan tanto de su puesto de trabajo, ni salen a la calle, ni se entretienen después del cortado con tan inútil vicio callejero.
Las empresas prefieren a los no fumadores porque no tienen los dedos manchados de nicotina, su esperanza de vida es más alta y la probabilidad de padecer cáncer de pulmón más baja. Y no salen a fumar y por lo tanto están más centrados en su trabajo, no participan en los cotilleos propios de las áreas de fumadores. En fin, ser no fumador suma en tu curriculum... hay expertos que proponen hacerlo constar con la misma importancia que los idiomas o los cursos de postgrado.
¿Será verdad?, ¿será verdad que el no fumador es más productivo? Quizás el empresario (o el directivo, o el jefecillo de turno) piense todavía que en los trabajos "hay que estar". Todavía es creencia que el empleado fiel es el que está firme anclado a su puesto, en posición de alerta, preparados, listos, ya.
La productividad es otra cosa. En la empresa moderna cada persona asume la delegación de aquellas que son sus tareas con la obligación de cumplirlas con eficacia. Si se levanta de su mesa o no, o si sale a la calle de vez en cuando, no debe importarnos mientras su trabajo esté al día y no interfiera en el trabajo de otros.
Yo no fumo, ni hoy es el día para empezar, pero vaya, hay quien encuentra la felicidad en pequeños (y estúpidos) pequeños placeres.


No hay comentarios: