martes, 30 de noviembre de 2010

La clave es luchar contra el fraude

(Carta al Director publicada en EL MUNDO el 30/11/2010)

Sr. Director:
Zapatero convocó a los empresarios a una reunión para discutir vías de solución a la galopante crisis económica. Me recuerda aquella gran escena de El Padrino cuando los jefes de las distintas familias mafiosas se citan para consensuar el fin de la guerra intestina en el mundo del hampa. En el encuentro hubo grandes dosis de realismo -enorme pesimismo- y consenso: urge el cambio. Sin embargo, nadie habló del fraude que hace inviable este país y pone en jaque al Estado del bienestar.
Supongo que es más fácil renegar del sistema, y quizás por eso tan cualificado plantel de opinadores rejoneó problemas sin mencionar la economía sumergida ni el fraude. Me refiero al fraude institucional, con hordas de concejales liberados que hacen no se sabe qué, fraude ciudadano de subsidiados y funcionarios que compiten en el mercado; al fraude fiscal generalizado con tanto dinero que elude el control. Al abuso impune de todo lo público, en definitiva.
Luchar contra este fraude sería muy barato. ¿Y cuánto mejoraría el PIB?



2 comentarios:

José Ramón G. dijo...

Hola Pablo:

Me temo que esa vía de lucha contra el fraude se sale de nuestro 'círculo de influencia' y por lo tanto de nuestro control. Como alternativa te propongo responder, desde la posición individual de cada uno, a la pregunta, que en realidad es tuya pero aplicada a otro tema, ¿Qué estás dispuesto a hacer tú para luchar contra el fraude?

Un Saludo cordial,
José Ramón García

Pablo Zurita Espinosa dijo...

Modificar la conducta individual para conseguir el cambio colectivo, esa es la idea. Pero el Gobierno sí puede actuar y no lo hace. Y lo peor, ningún cargo político ni ningún candidato tiene la lucha contra el fraude entre sus prioridades.